Dirigido exclusivamente a Clientes Profesionales.
Español
  • Alemán
  • Español
  • Francés
  • Inglés
es
  • de
  • es
  • fr
  • en
Filtrar por tema
Filtrar por fecha
Filtrar por boutique
Filtrar por tema
Filtrar por fecha
Filtrar por boutique
No posts matching your criteria
Eliminar tema
Eliminar todo
No posts matching your criteria
Eliminar fecha
Eliminar todo
No posts matching your criteria
Eliminar boutique
Eliminar todo
Dirigido exclusivamente a Clientes Profesionales.
Español
  • Alemán
  • Español
  • Francés
  • Inglés
es
  • de
  • es
  • fr
  • en
© 2021. BNY Mellon Investment Management EMEA Limited. Todos los derechos reservados.
IDEAS Y CONOCIMIENTOS QUE INSPIRAN AL INVERSOR
28 enero 2021

¿Son los alimentos de origen vegetal el camino a seguir?

Comentario del gestor

Recientemente se ha prestado mayor atención a los efectos para la salud del consumo excesivo de carne y a las ventajas de una dieta vegetal. Aunque hay pruebas de que reducir el consumo de carne en favor de una dieta vegetal es beneficioso para la salud humana y para el medio ambiente, los detalles son muy discutidos y todavía no hay pruebas definitivas sobre el nivel óptimo de consumo de carne o si la carne roja es más perjudicial que la blanca.
La «salud» global de un producto no puede reducirse a una sola medida. Además, el impacto de los micronutrientes específicos varía según el estado de salud de cada consumidor. Esto hace que la evaluación de las consecuencias para la salud de la ingesta de un alimento específico sea subjetiva, y potencialmente polémica.
Se entiende que una dieta rica en sal, por ejemplo, aumenta la presión arterial, lo que contribuye de forma significativa a las enfermedades cardiovasculares. En consecuencia, el contenido de sal y sodio también corre un mayor riesgo de ser regulado.
Dado su alto contenido en sal, esta es la consideración más importante a la hora de analizar las alternativas de carnes vegetales en comparación con la carne tradicional. La comparación es aún peor frente a otros alimentos de origen vegetal, como las lentejas o el tofu. Sin embargo, si se comparan con algunos productos procesados para hamburguesas, las versiones vegetales no tienen más sodio.
Las alternativas cárnicas de origen vegetal también pueden tener muchas más grasas saturadas que otros alimentos de origen vegetal, como las lentejas, e incluso más grasas saturadas que las carnes de origen animal. Al igual que ocurre con la sal, el contenido de grasas saturadas de las alternativas cárnicas de origen vegetal suele ser similar al de otros productos alimenticios procesados.
Existen riesgos significativos de que las preferencias de los consumidores cambien hacia productos más saludables, así como la probabilidad de una mayor regulación, que puede aumentar los costes operativos. Aunque el debate en torno al impacto de los productos vegetales en la salud tiene más matices, está claro que, desde el punto de vista medioambiental, la reducción del consumo de productos de origen animal tiene ventajas, algo de lo que los consumidores son cada vez más conscientes.

Rebecca White, analista de inversiones responsables, Newton Investment Management.

El contenido de este sitio web está destinado exclusivamente a inversores profesionales y debe compartirse de forma responsable. Ninguna otra persona debe confiar en la información contenida en este sitio web.

BNY Mellon Investment Management EMEA Limited (BNYMIM EMEA) o las compañías afiliadas de operación de fondos nombran a las gestoras de inversiones para que asuman actividades de gestión de carteras en el marco de contratos relativos a productos y servicios celebrados entre clientes y BNYMIM EMEA o los fondos BNY Mellon

Suscríbete a las actualizaciones